Skip to content

El Túnel – Ernesto Sábato

by en abril 21, 2010

NOTA: ARCHIVOS ESTAN EN .RAR. Descomprimir al terminar el download.

Bajar el .doc, .pdf del libro

Bajar el audiobook del libro

Argumento

El Túnel nos relata las atormentadas pasiones de un pintor -Juan Pablo Castel- al conocer a María Iribarne. El drama se centra en la persecución psicótica del personaje a raíz de su deseo de inserción en la sociedad, enmascarado por su ferviente odio a lo humano, desencadenando en una especial obsesión hacia una mujer que se detiene ante una imagen de uno de sus cuadros.

Se supone que esta imagen no ha tenido significado para nadie, salvo para el pintor y la mujer que lo presencia. Ella es María Iribarne, con quien de a poco teje una relación que aduce cierta presión sicológica en Juan Pablo y cierta permisividad de invasión por parte de María. Es ella quien le presenta dos personajes de su vida, Allende, su marido ciego y Hunter, su primo y presunto amante. Ante esta presunción, Juan Pablo sorprende a María y a Hunter en un affaire lo que conduce al hecho de sangre que marcará para siempre la vida del pintor. Juan Pablo asesina a María y se sumerge en su propio túnel…

El pintor Juan Pablo Castel nos cuenta en primera persona el asesinato que realizó, el porqué mató a su amante. El motivo del porqué nos cuenta dicho acto es el querer ser comprendido. Juan Pablo es un personaje complicado, racionalista, neurótico y una infinidad de adjetivos que sobre todo nos muestra el cómo no debemos ser. Una persona de una soledad impresionante se angustia  ante la posibilidad de ser engañado. No es que María ame a otro hombre, sino que el temor de Juan Pablo radica en no ser realmente amado. Una angustia nacida del perderse nuevamente en su soledad y de aferrarse  intensamente a una persona que como él, vivía en un túnel oscuro y pequeño donde la entrada era restringida a los demás. La palabra final insensato, pronunciado por el esposo de María(el ciego) nos da a entender que Sabato se da cuenta que la necesidad de aferrarse a alguien para dejar de lado la soledad puede llevarnos a pensar o cometer, pensamientos o hechos, que no necesariamente son ciertos. En pocas palabras, Sabato con esa palabra final nos muestra a un Juan Pablo Castel completamente errado no solo en su decisión final da matar a María sino también en todas las deducciones lógicas que tenia.

Juan Pablo Castel y María Iribarne inician una relación amorosa cuando descubren que ambos se sienten solos y desesperados. Ella está casada y desde el primer momento decide no eludir sus responsabilidades para con su esposo ciego, y manifiesta su certeza de que la relación no será fácil. Pero, a pesar de que los celos son una obsesión para él, esto no es la causa de la incomunicación entre ellos. Ambos se encuentran en un estado emocional difícil y doloroso, por lo tanto la relación también será difícil, pero hay una diferencia entre ellos. María sí es capaz de comunicarse y lo intenta con Juan Pablo, incluso toma un papel maternal; se podría decir que da de ella misma lo mejor que puede dar (del que recibe queda la función de valorarlo). Esto queda patente con la reacción del marido ciego cuando Castel le comunica el asesinato de María y su posterior suicidio: a pesar de todo, hay algo en María que le compensa; justamente a un ciego, el símbolo del sabio y el visionario. Al contrario que María, Castel toma una actitud del todo destructiva.

Castel descubre a alguien que sufre como él, que es como él, y siente una atracción irreprimible. Él es quien se lanza en su búsqueda necesariamente. La encuentra y se reconoce en ella, pero tal vez equivoca el grado de similitud que existe entre los dos: a pesar de su esquizofrenia y sus desvaríos, de su soberbia y de su orgullo, Castel se conoce a si mismo, conoce su mezquindad, y piensa que María es igual; la juzga con los mismos patrones que se juzga a él. La ama y la odia porque se parece a él, odia lo que reconoce de sí mismo en ella.

Castel no odia a María, sino que se odia a sí mismo, o bien la odia porque se odia. Juzga y rechaza aquello que al mismo tiempo admira y desea. Pero él está sumido en la soberbia de la razón (solo en su túnel) y no puede alcanzar la humildad del espíritu, como tampoco puede alcanzar el goce de una relación apasionada con María. Ella se convierte en motivo de su definitiva autodestrucción: destruyéndola a ella se destruye a si mismo. Se convierte en una suerte de justificación o de vehículo hacia la autodestrucción.

La crueldad, o violencia, que Castel ejerce sobre María surge de la vertiente instintiva y espiritual de él, que rápidamente la vertiente racional analiza, juzga y justifica (éste desdoblamiento del personaje es referido por él mismo en diferentes puntos de la novela). Al mismo tiempo, María padece en silencio e intenta reconducir las situaciones.

Análisis de fondo

  • Título: “El Túnel”

Es obvio que el título describe una trama sobre un túnel, pero este túnel es un túnel de sentimiento y encarcelamiento. Sábato escogió este título porque la vida de Castel es oscura y sin esperanza. Un túnel es desolado y tiene una oscuridad húmeda. Solamente los vagos viven en los túneles. Su narración es triste y enojada. Es difícil imaginar un túnel feliz y luminoso. Su incapacidad comunicarse y falta de comprensión de Maria y otras personas atrapan a Castel dentro de los límites de su propio “túnel”. Castel dice que “…creencia mía y que en todo caso había un solo túnel, oscuro y solitario: el mío, el túnel en que había transcurrido mi infancia, mi juventud, toda mi vida” (Sábato p.97). Castel, aislado, mira a su destino encarcelado. La conclusión del libro es la misma del fin de un túnel: con barrotes y no escape. “Su aislamiento es total”.

El título de esta novela simboliza la soledad del protagonista. Este vive, según su confesión, en un túnel, cuyos muros de piedra negra poseen “extrañas ventanas” de vidrio, por donde se asoma a la realidad casi sin ser visto. También hace referencia a esto el epígrafe (“en todo caso había un solo túnel, oscuro y solitario: el mío”).

Tema Central

La persecución psicótica del personaje a raíz de su deseo de inserción en la sociedad, enmascarado por su ferviente odio a lo humano, desencadenando en una especial obsesión hacia una mujer que se detiene ante una imagen de uno de sus cuadros. Castel refleja la necesidad imperiosa de que, al menos una sola persona, pueda comprenderlo.

Temas Secundarios

  • El cuadro que pintó Castel “Maternidad, revela el territorio desconocido para Castel: su temor solitario a la desesperanza, la soledad, su cobardía, su inseguridad, en definitiva su miedo a vivir.
  • La escena de la pintura, la pequeña ventanita en la parte superior es el punto de arranque y núcleo de la novela, representa la esperanza de libertad de Castel pues vive prisionero de si mismo. Esta libertad es sumamente condicional, ya que no le permite comunicarse directamente con lo que ve a través de esta.
  • En las profundidades de su ser, a Castel lo asaltan sombríos pensamientos, como el de asesinar a María.
  • Allende amaba demasiado a su esposa Maria y eso hace que el esté ciego de amor y no vea a su alrededor la conducta de su esposa.
  • Presuntamente María y Hunter eran amantes y se encontraban en la hacienda de su marido.
  • Juan Pablo era un pintor que odiaba la vida de protocolo e hipocresía del medio en que se desenvolvía.

Estudio de Personajes

  • Personaje Principal

Juan Pablo Castel: Pintor argentino de 38 años. Una persona que es ciertos casos puede ser muy introvertida, alguien que ha sentido vivir siempre solo, hasta que conoce ha María de quien se enamora y quien trae a su vida cierto sentido de compañía y comprensión. Juan Pablo es, talvez, un ermitaño que durante toda la obra demuestra su sentimiento de asco por el mundo, sus bajezas, sus vanidades, sus hipocresías… Es una persona muy complicada, un paranoico en ocasiones. Puede llegar a ser muy violento, pero también muy frágil e inestable, es un ser ambiguo, conflictuado por la conciencia de sus desequilibrios. Su sicología es muy complicada y extremadamente sugestiva.

  • Personajes Secundarios

María Iribarne: Mujer joven, de pelo largo y castaño, mirada penetrante y muy dura en ocasiones. Físicamente no aparenta más de 26 años aunque algo no físico le sugiere más edad. María durante toda la novela lleva siempre muchas incógnitas, es un personaje sombrío y misterioso. Nunca se sabe con certeza que es lo que piensa, ni como vive, ni lo que en realidad siente… María vive un intenso romance con Juan Pablo pero siempre tras la cortina de sus misterios y las dudas y sospechas de su amante.

Allende: Allende quien es el marido de María, es un personaje sumamente confiado, ingenuo, crédulo y seguro del amor de María; esté se encuentra intensamente enamorado de su esposa. Físicamente es alto, flaco y ciego.

Hunter: Es el Primo de María y aparentemente su amante también. Es una persona superficial y trivial.

Mimi: Representa todo lo que Castel detesta de la sociedad, la soberbia, la falsedad. Su personalidad es tan abstracta, que no tiene un nombre real.

Problemática

    • Castel refleja la necesidad imperiosa de que, al menos una sola persona, pueda comprenderlo.
    • Dentro del psicoanálisis los sueños adquieren un vasto y profundo contenido simbólico. Puesto que los sueños son un fenómeno psicológico, cuyo origen, sentido y objetivo permanecen oscuros, siendo por lo tanto uno de los productos más característicos de lo inconsciente. Serían una fuente de conocimiento sobre nosotros mismos y sobre la humanidad si pudiésemos recordarlos e interpretarlos siempre.
    • El cuadro “Maternidad”, dicha escena es el punto de arranque y núcleo de la novela, representa su esperanza de libertad pues vive prisionero de si mismo. Esta libertad es sumamente condicional, ya que no le permite comunicarse directamente con lo que ve a través de esta.
    • María y Juan Pablo mirando el mar. Primero, el mar representa el principio de la vida en relación con el momento mágico que siente frente a éste. Durante la conversación, esta idea se convierte en un oscuro y temible pensamiento: el final. En las profundidades de su ser, a Castel lo asaltan sombríos pensamientos, como el de asesinar a María.

Mensaje

La vida hay que vivirla y no debe importar lo que hace la gente a tu alrededor, solo debe importarte lo que tu pienses y no desesperarte porque otras personas no ven la vida desde tu punto de vista.

Escuela Literaria

Ernesto Sábato pertenece a la generación de 1920-1950 de escritores hispanoamericanos, la cual esta caracterizada por orientar sus obras a los conflictos del hombre de ciudad y al realismo fantástico acudiendo a veces a formas de expresión que son verdaderos experimentos lingüísticos.

También están marcados profundamente por el momento histórico que viven puesto que viven puesto que su forma de escribir es innovadora y nueva gracias a los cambios que se produjeron en esa época en Hispanoamérica.

La escuela de este autor es la novela urbana de orientación existencial esta caracterizada por el periodo post segunda guerra mundial con personajes que preguntan por la condición humana y el absurdo, además temas como la angustia, la introspección, los problemas del hombre de la gran ciudad, el hombre maza que fue incorporado a la novela hispanoamericana.

Posición del narrador o del autor

Toda la acción se revela por el punto de vista de Castel solamente. Con la narración de Castel, el lector puede entender que Castel parece perdido en un laberinto de frustración y en consecuencia, indica la locura real que él sufre. El dialogo personal de Castel revela la obsesión que guía dentro su túnel hermético. Sin la narración de Castel, el lector no entiende la profundidad de sus emociones ni capacidad mental. Entonces, Sábato utiliza el estilo del monologo para revelar los pensamientos y las creencias de Castel.

  • Género Literario: Dramático
  • Especie: Novela
  • La obra como documento

En la obra El túnel, Sábato describe una historia de amor y muerte en la que el objetivo es mostrar la inmensa soledad del individuo en la época actual. El valor de la obra radica en su vigencia contemporánea, ya que hoy más que nunca la sociedad y la forma como esta se organiza tiende a volver a los seres humanos, egocéntricos y egoístas, produciendo seres solitarios. A esta situación se suma la importancia dada a los medios de comunicación como el Internet que niega la socialización de las personas y reafirma al individuo conectado a una red.

Problemática

Partiendo de su obra “Maternidad”, Castel refleja la necesidad imperiosa de que, al menos una sola persona, pueda comprenderlo. Es ahí cuando aparece María, quien logra captar el mensaje oculto, convirtiéndose así en la elegida, la única esperanza de salvación del autor.

Durante el desarrollo de la historia, lo que el piensa y siente acerca de su relación con María y con el mundo aparece en sus sueños, provocándole angustias y resentimientos. El contenido de estos representa, su odio hacia la sociedad (elemento común en los tres sueños), la falta de la presencia materna, el miedo contradictorio a quedarse solo, encerrado en su propia fortaleza (castillo, túnel) y a la vez, a la posibilidad de ser libre (alas brindadas por el mago).

Al sentir la presencia del mar, en uno de sus encuentros con María, se ponen de manifiesto, en un primer momento sus sentimientos más puros y luego sus deseos más temibles: provocarle la muerte.

Finalmente, y después de un largo sufrimiento por no poder poseerla en su plenitud, decide destruir su cuadro y matarla, lo que significa asesinarse a si mismo, acabando así también con su única posibilidad de salvación y de obtención de la libertad.

About these ads

From → ESPAÑOL

One Comment
  1. Roberto Vallarino permalink

    Resumen: “El Túnel” Ernesto Sábato.

    Juan Pablo Castel es un pintor que escribe su propia historia, empieza el relato confesando que es el responsable de la muerte de María Iribarne. Habla acerca de lo que piensa de los hombres, que todos son vanidosos, que aunque traten de ser modestos siempre actúan por vanidad. A él no le interesa lo que piense la gente, ni lo que puedan opinar, él se decide a escribir la historia de su crimen con la esperanza de que al menos una persona pueda comprender sus razones. Se queja de que nadie lo entiende y que la única persona que podría llegar a entenderlo fue la mujer a la que mató.

    Conoció a María en un salón de pintura donde presentó un cuadro llamado “Maternidad”. Explica que no soporta a los críticos que empiezan a comentar su cuadro y que los encuentra charlatanes. El cuadro mostraba una mujer que miraba jugar a un niño, pero arriba, a la izquierda, a través de una ventanita, se veía una pequeña y remota escena de una mujer que miraba el mar y que estaba como esperando algo, una escena que sugería soledad absoluta. Nadie se fijaba en esa pequeña escena del cuadro excepto una muchacha que miró fijamente la ventanita. Después desapareció entre la multitud.

    Una tarde la vio en la calle, la siguió hasta el edificio de la compañía T, entró en ella y la vio esperar el ascensor. Entonces conversaron y Juan Pablo le preguntó sobre la ventanita, si la recordaba y ella le dijo que la recordaba constantemente y luego se fue corriendo. Un día que la fue a esperar a la compañía la tomó del brazo y la llevó hasta la plaza San Martín para que conversaran, él le dijo que la necesitaba porque sabía que ella pensaba como él. Esa noche hablaron por teléfono, él le dijo que no había dejado de pensar en ella y que la llamaría al día siguiente.

    A la mañana siguiente la llamó pero la mucama le dijo que se había ido al campo y que le había dejado una carta. Juan Pablo se dirigió a la casa de ella para buscar la carta, una vez allí habló con un tal señor Allende que era ciego, este le dijo que era el esposo de María y le pasó la carta que ella le había dejado. Allende le dijo que ella había ido a la estancia que era de su primo Hunter.

    Una vez que María volvió comenzaron a verse continuamente, Juan Pablo la amaba pero sentía que María lo quería como a un hermano, discutían continuamente porque él le hacía muchas preguntas obsesivas acerca de sus antiguas relaciones con otros hombres y de su esposo Allende. En una de sus paranoias discutieron fuertemente y ella se marchó. A la mañana siguiente Juan Pablo la llamó pero ella se había ido a la estancia.

    Juan Pablo se dirigió a la estancia para ver a María, fue allí donde se encontró con Hunter quien le presentó a una mujer flaca llamada Mimí. Hunter le explicó que María se había recostado porque se sentía mal. Una vez que llegó María se fueron a la playa y ahí tuvieron una conversación. Juan Pablo sentía que María era falsa, que le ocultaba cosas. Cuando él abandonó la estancia creyó que María lo seguiría pero no fue así. En su casa le escribió una carta a María en donde le decía que no entendía como podía estar con él, con Allende y con Hunter al mismo tiempo. Luego se arrepintió de haberla mandado y fue a buscarla pero en el correo no quisieron devolvérsela.

    La llamó a la estancia amenazándola con que si no venía él se mataría, quedaron de verse al día siguiente. Esa noche Juan Pabln bebió mucho y ze acostó con una prostituta, se dio cuenta de que María se asemejaba mucho a ella en sus gestoz y llegó a la conclusión de que María era también una prostituta. Habían quedado de juntarse en la Recoleta pero María no llegó entonces él la llamó por teléfono y la mucama dijo que el señor Hunter la había llamado y ella había partido a la estancia.

    Juan Pablo fue a la estancia en su auto una vez que llegó se escondió y esperó. Después de una espera interminable los vio bajando por la escalinata, iban del brazo, los vio caminar largamente por el parque. Entonces comenzó la tormenta, con truenos y relámpagos, luego empezaron a caer las primeras gotas. Juan Pablo se trepó hasta la planta alta por la reja de una ventana. Entró en la galería y buscó su dormitorio, empuñó un cuchillo y abrió la puerta.

    Cuando se acercó a la cama ella le preguntó tristemente qué iba a hacer, él le respondió que tenía que matarla por haberlo dejado solo, entonces, llorando le clavó el cuchillo en el pecho. Corrió a Buenos Airls y telefoneó a la casa de Allende diciendo que tenía que verlo. Le gritó al ciego que venía de la estancia, que María era la amante de Hunter y que la había matado entonces el ciego le gritó que era un insensato. Luego fue a la comisaría y se entregó. En los meses de encierro intentó darle explicación a la última palabra del ciego: “Insensato” y el por qué de que Allende se hubiera suicidado.

    FIN.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: